Zen para el fin de semana

Un pez nada en el océano y, no importa lo lejos que nade, el agua no tiene fin. Un pájaro vuela en el cielo; no importa lo lejos que vuele, el cielo no tiene fin. Sin embargo, el pez y el pájaro nunca han abandonado sus elementos. Cuando su actividad es grande su campo es grande. Cuando su necesidad es pequeña su campo es pequeño. Así, cada uno de ellos cubre su alcance completo, y cada uno de ellos experimenta su campo totalmente… Práctica, iluminación y gente son así.

Dogen Zenji, citado en la obra de Eugen Herrigel Zen en el arte del tiro con arco (Gaia Ediciones)

Share

Esta entrada fue publicada el mayo 8, 2010 a las 8:05 am. Se guardó como Lecturas y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s