El ejercicio de pensar

Pensar sería entrar-en-la-proximidad-de-la distancia.

Martin Heidegger: Discurso sobre el pensamiento

No es fácil moverse entre las rocas: hay que tener cuidado con aquellas desgastadas por el empuje de las olas y no atender a la sal que abre la herida bajo los pies desnudos. A la luz de las linternas, la cueva se manifiesta como un espacio recién creado, pero es hora de huir antes de que suba la marea y los niños se alejan hasta la noche siguiente. En lo alto del acantilado, el faro grita cíclicamente su consigna de luz sobre los lugares prohibidos. La narración abre la noche pero ya no hay farero que llene de palabras la soledad de la torre: la luz se enciende desde una ciudad distante. La esterilidad es un ejercicio inmóvil.

A. P. R. 

Esta entrada fue publicada el febrero 14, 2006 a las 12:37 am. Se guardó como Escrituras y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s