Manuel Álvarez Bravo: Como una piedra arrojada al agua

Manuel Álvarez Bravo - La buena fama durmiendo, 1938

Manuel Álvarez Bravo - La buena fama durmiendo, 1938

Creo en la experiencia a través de todos los sentidos: a través de la literatura, la música, la amistad, la pintura, etcétera. Todas ellas producen en una persona una serie de experiencias que se acumulan, y estas experiencias acumuladas forman una filosofía, no cerrada sino abierta. El artista siempre trabaja con los ojos.

[…]

No creo que un artista deba cambiar una vez que ha sido reconocido. Es un placer ver que se ha tenido una significación, que se comunica con otras personas, que se produce interés y placer. Esto no supone buscar el reconocimiento, simplemente sucede. Creo que la obra propia deberá ser siempre una forma de búsqueda, de examen, de inspección. Es como una piedra que, arrojada al agua, produce ondas que se alejan. Desde el principio se obtiene el reconocimiento en un ambiente pequeño e inmediato. Luego, la órbita se agranda hasta que trasciende a sí misma. No sería posible producir obra sin poder comunicar.

Manuel Álvarez Bravo, fotógrafo mexicano, citado por Paul Hill y Thomas Cooper en Diálogo con la fotografía (Ed. Gustavo Gili)

Esta entrada fue publicada el abril 24, 2012 a las 6:00 am. Se guardó como Fotografía, Lecturas y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s