Stephen Shore: Modelos mentales

Stephen Shore: Ginger Shore, Causeway Inn, Tampa (1977)

Stephen Shore: Ginger Shore, Causeway Inn, Tampa (1977)

La génesis del nivel mental se encuentra en la organización mental de la fotografía por parte del fotógrafo. Cuando el fotógrafo toma fotografías se guía por los modelos mentales que tiene registrados en la memoria, modelos que son el resultado de instantes reveladores, condicionamientos y su comprensión del mundo.

En un extremo se sitúan los modelos rígidos y anquilosados, limitados por una acumulación de condicionantes: un fotógrafo identifica solo los temas que encajan con esos modelos o estructura sus fotografías en función de ellos. Un ejemplo rudimentario sería un filtro mental que solo permitiera fotografiar puestas de sol. En el otro extremo se encuentran los modelos flexibles y fluidos, que se acomodan y se ajustan con facilidad a nuevas percepciones.

Para la mayoría de los fotógrafos el modelo funciona a nivel inconsciente. Pero, al cobrar conciencia de él, consiguen mantenerlo bajo control, y por lo tanto dominar el nivel mental de la imagen.

[…]

Cada nivel de una fotografía queda determinado por los atributos del nivel precedente. La copia impresa proporciona el marco físico a los parámetros visuales de la imagen fotográfica. Las decisiones formales, que en sí mismas son producto de la naturaleza de la imagen, constituyen la vía por la que el modelo mental se plasma en la fotografía. Cada nivel proporciona los cimientos sobre los que se construye el siguiente. Al mismo tiempo, cada uno refleja y amplía el alcance y el significado sobre el que se apoya. El nivel mental aporta un contrapunto al tema descriptivo. La imagen fotográfica convierte un trozo de papel en una seductora ilusión o un momento de verdad y belleza.

[…]

Cuando tomo una fotografía, mis percepciones nutren mi modelo mental. Mi modelo se ajusta para acomodar mis percepciones (lo cual me conduce a modificar mis decisiones fotográficas). Ese ajuste de mi modelo mental altera a su vez mis percepciones. Y así sucesivamente, en un proceso dinámico de modificación de mí mismo. Un ingeniero lo llamaría “circuito retroalimentado”.

Se trata de una interacción compleja, continuada y espontánea de observación, comprensión, imaginación e intención.

Stephen Shore: Lección de Fotografía (Phaidon)

Esta entrada fue publicada el abril 17, 2012 a las 6:00 am. Se guardó como Fotografía, Lecturas, Miradas y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s