Conversaciones con fotógrafos: Bernard Plossu habla con Juan Manuel Bonet

Bernard Plossu: La gente, cuando se hace mayor, pierde el entusiasmo de la juventud y de querer ver, por ejemplo, ¡todas las películas de Carl Dreyer! Yo procuro no perder el interés, y tú tampoco, por el trabajo de los demás. Aquí hay una llave, no se trata únicamente de estar enamorado de tu propio quehacer.

Juan Manuel Bonet: Eso es curiosidad.

BP: Y una forma de amor, de entender que no estás sólo en el mundo. O estás celoso o estás enamorado. Creo que son dos maneras diferentes de vivir.

Bernard Plossu habla con J. M. Bonet

[…]

BP: La fortuna de trabajar como fotógrafo profesional me ha dado experiencia suficiente para saber que la fotografía es un trabajo, no un arte. Me dan miedo los jóvenes de ahora que quieren ser artistas inmediatamente. Eso es muy peligroso.

[…]

BP: Hubo un caso en que una mujer me publicó 15 fotos en una revista de poesía en Japón. No me la quería mostrar,  y yo le comentaba que estaba seguro de que el resultado no podía ser tan malo. Cuando por fin me la enseñó me di cuenta de que la impresión era terrible, pero le dije: “Es la mejor publicación de mi vida, es una maravilla”, porque se adecuaba perfectamente a mis fotos. La reproducción del barco en el puerto de Marsella era muy mala, pero a mí me encantaba. Hay veces que resulta engañoso utilizar un papel demasiado bueno. Es como poner demasiado passe-partout. ¡Lo que importa es la foto! Me incomodan los fotógrafos que intentan conseguir una estética aparentemente poética, enmarcando las fotos en bordes negros irregulares, de aspecto descuidado, como si fueran márgenes de Polaroids… Algunos fotógrafos de moda lo hacen, es moda que quiere parecer arte. Hay que tener cuidado con los trucos y saber ver sin ellos. La realidad es más difícil, y es la llave de todo.

[…]

BP: La literatura -leer-, para mí es una llave, es como escribir con una pluma. Mejor escribir con una pluma que con un ordenador. Mejor leer que ver la televisión. Estas cosas son parte de la lucha contra la imbecilidad, la rebelión que hay que mantener.

[…]


BP: Reflexionando sobre la idea del instante no decisivo, pienso que la fotografía habla de momentos que parecen sin importancia pero que sí la tienen: momentos hechos de nada.

JMB: ¡También la poesía!

BP: Desde luego. Muchas veces te vienen a la memoria cosas que no tienen ningún poder aparente o nada de interesante, pero que lo son. ¿Cómo se pueden ver en fofografía? Ése es mi empeño.

[…]


BP: La idea de ir lejos me interesa. Lo hice durante mi juventud, en México. Después, en Taos, Nuevo México, donde viví. También Cabo de Gata representó lo mismo. Me voy a vivir a sitios así para absorber energía y desconectar de un mundo muy agitado y algunas veces falso. Me gusta mucho  hacerlo, me da la vida. En esos lugares no hay nada de moda, no hay prisas, y una de las llaves de mi pensamiento, si se me permite decirlo, es que sólamente la moda tiene prisa; yo no.

JMB: Una última imagen francesa es la del hotel inacabado en Cerbère, junto a la frontera con España. Es una foto maravillosa de una construcción sin terminar, y también está entre las más reproducidas.

BP: Los dos estamos enamorados de los hoteles en la historia del arte., la fotografía, la literatura, el cine… Son sitios donde puedes dejar todo atrás. Cambiar de habitación es como cambiar de rollo en la cámara. Son como islas, llevas poco y cambias de ritmo. Para mí son un símbolo del viaje.

JMB: En relación con los hoteles también están los trenes y las estaciones de noche.

BP: Los trenes están en el corazón de mi fotografía, y se adaptan al ritmo de mi vida.


[…]

BP: Una foto puede parecer hermosa, y si tiene fuerza también ser muy poética, pero cuando está hecha por alguien como Sudek, cada fotografía poderosa es una muestra de rebelión. Si una foto es atractiva, fuerte e inteligente, no puede ser convencional. Sudek, con cosas muy simples, habla exactamente desde donde reside la fuerza de la fotografía. En su caso sí que podemos utilizar la palabra “emoción” de forma incisiva. Transmite ese tipo de emoción -la justa- con poco: puede hacerlo con una panorámica de Praga, una imagen de una calle, su casa… A mí me gusta decir que no necesito exotismo para fotografiar. También hago fotos en mi casa.

JMB: Él ni siquiera necesitó salir de su ciudad.

BP: Eso me encanta. Se puede hacer una obra muy moderna y poderosa sin ir a ninguna parte. A mí me gusta viajar, pero no es el único ingrediente. Sudek es el gran maestro.


Bernard Plossu habla con Juan Manuel Bonet (Conversaciones con fotógrafos, La Fábrica)

Más artículos sobre Bernard Plossu en OTRA FORMA DE MIRAR

Esta entrada fue publicada el diciembre 26, 2011 a las 6:20 am. Se guardó como Fotografía, Lecturas y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s