Contemporáneos: Obra poética

BOOZ CANTA A SU AMOR

Me he querido mentir que no te amo,

roja alegría incauta, sol sin freno

en la tarde que sólo tú detienes,

luz demorada sobre mi deshielo.

Por no apagar la brasa de tus labios

con un amor que darte no merezco,

por no echar sobre el alba de tus hombros

las horas que le restan a mi duelo.

Pero cómo negarte mis espigas

si las alzabas con tan puro gesto;

cómo temer tus años, si me dabas

toda mi juventud en mi deseo.

Quédate, amor adolescente, quédate.

Diez golondrinas saltan de tus dedos.

París cumple en tu rostro quince años.

Cómo brilla mi voz sobre tu pecho.

Óyela hablarte de la luna, óyela

cantando lánguida por los senderos:

sus palabras tan nimias tienen forma,

no le avergüenza ya decir “te quiero”.

Me has untado de fósforo los brazos:

no los tienen más fuertes los mancebos.

Flores palúdicas en los estanques

de mis ojos. El trópico en mis huesos.

Cien lugares comunes, amor cándido,

amoroso y porfiado amor primero.

Vamonos por las rutas de tus venas

y de mis venas. Vámonos fingiendo

que es la primera vez que estoy viviéndote.

Por la carne también se llega al cielo.

Hay pájaros que sueñan que son pájaros

y se despiertan ángeles. Hay sueños

de los que dos fantasmas se despiertan

a la virginidad de nuestros cuerpos.

Vámonos como siempre: Dafnis, Cloe.

Tiéndete bajo el pino más erecto,

una brizna de yerba entre los dientes.

No te muevas. Así. Fuera del tiempo.

Si cerrara los ojos, despertándome,

me encontraría, como siempre, muerto.


BOOZ VE DORMIR A RUTHLa isla está rodeada por un mar tembloroso

que algunos llaman piel. Pero es espuma.

Es como un mar que prolonga su blancura en el cielo

como el halo de las tehuanas y los santos.

Es un mar que está siempre

en trance de primera comunión.

Quién habitara tu veraz incendio

rodeado de azucenas por doquiera,

quién entrara a tus dos puertos cerrados

azules y redondos como ojos azules

que aprisionaron todo el sol del día,

para irse a soñar a tu serena plaza pueblerina

-que algunos llaman frente-

debajo de tus árboles de cabellos textiels

que se te enrollan en ovillos

para que tengas que peinártelos con husos.

He leído en tu oreja que la recta no existe

aunque diga que sí tu nariz euclidiana;

hay una voz muy roja que se quedó encendida

en el silencio de tus labios. Cállala

para poder oír lo que me cuente

el aire que regresa de tu pecho;

para saber por qué no tienes en el cuello

mi manzana de Adán, si te la he dado;

para saber por qué tu seno izquierdo

se levanta más alto que el otro cuando aspiras;

para saber por qué tu vientre liso

tiembla cuando lo tocan mis pupilas.

Has bajado una mano hasta tu centro.

Saben aún tus pies, cuando los beso,

el vino que pisaste en los lagares;

qué frágil filigrana es la invisible

cadena con que ata el pudor tus tobillos;

yo conocí un río más largo que tus piernas

-algunos lo llamaban Vía Láctea-

pero no discernía tan moroso

ni por un cauce tan firme y bien trazado;

una noche la luna llenaba todo el lago;

Zirahuén era así dulce como su nombre:

era la anunciación de tus caderas.

Si tus manos son manos, ¿cómo son las anémonas?

Cinco uñas se apagan en tu centro.

No haber estado el día de tu creación, no haber estado

antes de que Su mano te envolviera en sudarios de inocencia

-y no saber qué eres ni qué estarás soñando.

Hoy te destrozaría por saberlo.

Contemporáneos: Obra poética. Edición de Blanca Estela Domínguez Sosa (DVD Poesía)
Esta entrada se publicó el febrero 16, 2006 en 11:14 pm y se archivó dentro de Lecturas, Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s