La selección del motivo

Digamos primero lo que no es una fotografía. Una fotografía no es una pintura, un poema, una sinfonía, una danza. No es sólo una imagen bonita ni un ejercicio contorsionista de técnica o pura calidad de imprenta. Es o debería ser un documento significativo, una declaración penetrante, que puede ser descrito con un término muy simple: selección.

Gunsmith - Berenice Abbott

Gunsmith - Berenice Abbott

Para definir la selección, podemos decir que debería estar enfocada en el tipo de tema que te golpea duramente con su impacto y excita tu imaginación hasta el punto de forzarte a tomarla. Las fotos se desperdician a no ser que el poder del motivo que te lleva a la acción sea fuerte y emocionante. Los motivos y puntos de vista difieren de un fotógrafo a otro, y aquí yace la importante diferencia que separa una aproximación de la otra. La selección del contenido adecuado de la imagen proviene de la unión de un ojo entrenado y una mente imaginativa.

Para trazar un camino, uno debe tener una dirección. En la realidad, el ojo no es mejor que la filosofía que se encuentra detrás del mismo.  El fotógrafo crea y desarrolla una mejor, más selectiva y más aguda mirada hacia lo que está sucediendo en el mundo. Como otros medios de expresión, la fotografía, si debe ser absolutamente honesta y directa, debería estar relacionada con la vida actual -el pulso de hoy. La fotografía puede ser presentada tan fina y tan artística como se quiera, pero debe estar conectada directamente con el mundo en que vivimos.

Berenice Abbott: Photography at the Crossroads, citado en The Education of a Photographer.

Esta entrada fue publicada el febrero 4, 2011 a las 7:45 am. Se guardó como Fotografía y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “La selección del motivo

  1. ¿Cual es el mundo en que vivimos?
    ¿Que es la realidad?
    ¿Cada uno mira su mundo?
    ¿Hay un mundo comun?

    • muy fino, Javier…
      quizás Berenice Abbott estaba demasiado unida al aquí y ahora…
      pero su enfoque del tema “que te golpea duramente con su impacto y excita tu imaginación hasta el punto de forzarte a tomarla” es muy interesante a la hora de hablar de la relación del fotógrafo con sus fotografías… y a la hora de pensar la fotografía como una respuesta a nuestras obsesiones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s